Archivo del mes mayo, 2007

Google Analytics cambia de interfaz… y yo divago

Usamos desde hace tiempo Google Analytics para conocer nuestras tristes estadísticas de visitas y desde hace poco han cambiado el interfaz. No me desagradaba el modelo anterior, de hecho, ahora mismo lo prefiero al nuevo (los chicos de Google son listos y han dejado los dos disponible) aunque la razón me dice que es cosa de acostumbrarse. Parece bastante intuitivo, más atractivo visualmente y ofrece mucha información de un solo vistazo.

google analytics

Ahora mientras escribo este post estoy dándole brea a la página de estadísticas y tiene su gracia ver los datos. Para alguien que lo más popular que ha hecho en su vida es ser subdelegado de clase en el instituto (y fue por putearme) ver que en el último mes hemos recibido, por ejemplo, más de 150 visitas de Chile ó unas 100 de México te pone los pelos de punta (¡gracias chilenos y mexicanos!).

Aunque lo que siempre le hace gracia a uno (y a casi todos los que tienen una web, sea de lo que sea) es ver como ha llegado la gente hasta aquí usando un buscador. Hay búsquedas obvias teniendo en cuenta como nos llamamos («quiero hacer una porrusalda», ¡querer es poder tío!, así que te envío a un sitio más adecuado), las hay inteligentes («inventos celebres del 2000 al 2006», pásate por esta web de patentes o mejor por microsiervos), las hay prácticas («como no tener resaca», ni idea oiga pero cuando lo encuentres pásanos el link), increíbles («me pagaron de mas en osakidetza», pues invitate a algo colega o devuélvelo) y obviamente no podían faltar las sexuales («tias macizorras», ¿ha habido tías macizorras en el blog y no me avisáis? ¡cabrones!).

1 comentario 31 mayo 2007

Disculpen las molestias

Disculpen las molestias

Visto en AGENCY OF THE URBAN SUBCONSCIOUS, web conocida en ProhibidoFijarCarteles, a partir de un post de Halón Disparado. Que todo hay que decirlo.

Enviar comentario 30 mayo 2007

Uno de esos maestros del cine contemporáneos

zodiacJunto con Michael Mann, Christopher Nolan y quizás, Darren Aronofsky, David Fincher es uno de mis directores actuales favoritos. Ha arriesgado con los guiones y sobre todo con las formas, no me parece que tengan peso esas críticas que lo tachan de videoclipero. Primero porque él es uno de los culpables de la existencia de esa estética y por otro, como tiempo en el que le ha tocado crear no puede evitar estar influenciado por eso que le rodea.

Zodiac no es la película que más me ha impresionado de Fincher pero es que era muy difícil lograrlo después de Seven y El club de la lucha, alguna de mís películas favoritas de siempre. Aún así no se le puede negar que está genialmente hecha y que partía con la limitación de basarse en hechos reales con lo que el guión no podía depararnos artificios espectaculares sin faltar a la verdad. Más que en lo visual, el director pone su énfasis en la narración logrando un ritmo casi perfecto y manteniéndote en vilo prácticamente toda la película.

Si parece alargar la historia hasta empezar a agotarla es para obligarte a empatizar con la obsesiva búsqueda de un asesino que ya no importa a nadie salvo a ciertos personajes obsesionados. Una de las pocas pegas que le veo es que en ese afán de alargar la trama llega a un punto de inflexión que no me agrado demasiado y que me hizo pensar que quizás debería haber terminado antes la película o haber tratado de otra manera esa secuencia de la que hablo.

A pesar de ser conocido por ser muy visual y artificioso los actores siempre tienen mucho peso en las películas de Fincher. En este caso la historia bascula sobre un carismático policía (Mark Ruffalo), un excéntrico periodista (Robert Downey Jr.) y un dibujante de viñetas (Jake Gyllenhaal). Todos realizan unas excelentes interpretaciones, nada fáciles porque no son para nada personajes estáticos, van sufriendo una evolución desde su mejor momento en la vida hasta cierta miseria emocional.

Si sabiendo que vas a ver una de Fincher estas esperando ver otra vez Seven probablemente salgas decepcionado, si en cambio vas esperando de él una buena película, saldrás satisfecho.

1 comentario 29 mayo 2007

Píldoras frikis

  • Por si alguna vez te preguntaste que significaban las iniciales de M.A. Barracus del Equipo A, se correspondían con la calificación Mala Actitud que le habían dado en el ejército. Si te fijas en lo créditos de la serie que están en inglés no es M.A. sino B.A. (Bad Attitude). Era interpretado por Mr. T (debido a que se llamaba Laurence Tureaud) que aparecía también en Rocky III.

  • Mr T.

  • Probablemente zappeando te hayas encontrado viendo Smack Down heredero del antiguo «Pressing Catch» que disfrutamos en nuestra infancia y en donde también se pudo ver a Mr. T. Es posible que hayas visto peleando al Enterrador (The Undertaker) y te preguntes si es el mismo pavo que lo interpretaba entonces. Pues sí que lo es, se llama Mark Calaway y tiene 42 años.

  • The Undertaker

  • Uno de los momentos más hilarantes de El príncipe de Bel Air es ese en el que Will y Carlton participan en un concurso de baile en Las Vegas. Pues la canción tan cachonda que suena es Apache, de Sugar Hill Gang, autores también de Rapper’s Delight, canción en la que se basaron las Ketchup (más bien su productor) para hacer el Aserejé.

7 comentarios 27 mayo 2007

«Ratamahatta», Sepultura

Nos dejamos de mariconadas y recuperamos un clásico. Siempre me ha gustado la percusión de este tema aunque quizás youtube no es la mejor forma de disfrutarla. Si os gusta ya buscareis otras. De paso os presento a Los Gauchos.

1 comentario 24 mayo 2007

Entrevista a Cortazar (1977)

¿Qué impresión, ahora al cabo del tiempo, puedes decirnos que tienes con respecto a ‘Los Premios’?
Bueno, te contesto si me echas un poco de tu whisky en mi vaso, por favor.
Cómo no, te doy el vaso.
no, no, no. me echas un poco. tú guardas el que te hace falta también.

El otro día posteamos unas Instrucciones para subir una escalera, hoy dejo flotando en medio de esta porrusalda una entrevista realizada a Julio Cortazar dentro del programa A Fondo de TVE en el año 1977 de nuestro señor. Una biografía maravillosa narrada por su propio protagonista a lo largo de dos horas en las que nos pasea por sus recuerdos de infancia, nos habla de diferentes ciudades y etapas y de la constante presencia de la escritura en cada una de ellas. El tono y las exposiciones de Cortazar se convierten en casi un embrujo, y no faltan momentos en los que nos arranca una sonrisa. Solo me queda animaros a verlo porque vale la pena.

También está disponible en youtube una Película-Documental de Tristan Bauer sobre Julio Cortázar (1994) que se apoya en fragmentos de la entrevista en A fondo. Entre los años 1976 y 1981 el programa se dedicó a recoger miradas y pensamientos de personajes como Jorge Luis Borges (en dos ocasiones), Juan Rulfo, Salvador Dalí, Rafael Alberti, Alejo Carpentier, Joaquin Rodrigo, Andrés Segovia… televisión de hace treinta años para disfrutar y aprender hoy. En la mula los encontrarán.

2 comentarios 22 mayo 2007

Páginas arrancadas del diario de un reptil (22)

En realidad no hay ninguna historia. Por lo menos aquí. Por el momento y mientras no se diga lo contrario, aquí es aquí. Creo que fuera pasa lo mismo, de todos modos. Tal vez debería empezar de nuevo. Vamos a ello. En realidad no hay ninguna historia. Ni aquí ni en ninguna parte. ¿Mejor? Puedes elegir la que más te guste. O no elegir ninguna, según sea tu situación. Poco importa, porque en realidad no hay ninguna historia y la elección en ningún caso hará variar este punto. Si todavía esperas que esto mejore en algún aspecto puedes dejar de leer ahora mismo. Para que luego digan que leer es bueno; depende de lo que leas, eso es todo. Es una generalización. Con las generalizaciones pasa eso, a veces son verdad y otras veces son mentira. Los reptiles generalizan tanto o más que las personas, por norma general. Digo por norma general para que se sepa que estoy generalizando y nadie se lleve las manos a la cabeza. Queda feo y queda dicho, a su vez. Contar historias, eso sí lo hacen igual las personas y los reptiles. Acabo de decir: Contar historias, eso sí lo hacen igual las personas y los reptiles, pero la verdad es que no lo hacen igual del todo. Las personas cuentan historias, los reptiles cuentan historias. Hasta ahí todo bien. La diferencia es que los reptiles las cuentan aún sabiendo que no hay ninguna. No las hay. No es que haya pocas, no hay ninguna. A veces se crea una especie de ilusión, pero no es más que eso, una ilusión, un truco de los hombres, de la mente de los hombres. De la mujeres también. Es reconfortante cuando sucede, y ayuda a no acabar debajo de las ruedas de los coches, secándose al sol, pero en el fondo no hay nada. Hay cosas, claro, pero no basta con eso. Si alguien dijera lo contrario, haría oídos sordos y hasta los ojos me taparía, no fuera a adivinar algo siguiendo la línea de sus labios; si aún así algo de ello me penetrara, lo negaría cien veces. Y cien veces más, una detrás de otra, mientras fuese necesario. Que nada lo es, por otra parte. Hay cosas pero casi siempre son innecesarias. También hay días. Días mejores y días peores. Los mejores son aquellos en los que crees que hay más cosas necesarias, y a más cosas mejor día, aunque a veces funciona al revés completamente y si me apuras no hay ninguna relación entre lo uno y lo otro. Si tirásemos líneas entre unos días y otros, a modo de puentes, podríamos hacer historias, casi siempre hablando de cosas. Pero esas líneas, ¿Dónde quedan? No pesan, no están en ninguna parte. Eso es claro, las cosas que no pesan no están en ninguna parte. O en todas, según se mire, igual que pasa con dios, pero este punto no me preocupa y no insistiré más en él. Un dios reptil, menuda gilipollez, tengo la cabeza llena de pájaros, eso los días buenos. Si preguntase: ¿Qué pesa más, la alegría o la tristeza? ¿la melancolía tal vez? No merece la pena ni intentarlo, no hay quien responda con un mínimo de seriedad. Ni siquiera sé si se pesarían en la misma balanza, como tantas otras cosas que nunca sabes en que misterio encajar pero carajo, siempre están bien a la vista. Puedes sentirlas pero no ubicarlas, así nos luce el pelo, vemos las cosas con claridad por un instante pero al momento se esfuman, como quien alarga la mano hacia el agua de un oasis para llenarse la boca de arena. Los reptiles vivimos en una insolación continua, nuestra sangre fría nos condena. Sin sol no hay vida, no podemos elegir.

Enviar comentario 21 mayo 2007

Hannes Coetzee

Hannes Coetzee es este señor que se toca un tema utilizando la cucharilla del postre como si fuera un slide, una canción alegre para despedir la semana laboral… salud!

Enviar comentario 17 mayo 2007

Playa, ron y música

Cartel_brugal.jpg

No me gusta demasiado el ron pero me encanta este cartel de Brugal (No enlazo la web para evitar que Ricky Martin – Ricky Marketing para los amigos – asalte sus altavoces. De nada).

Enviar comentario 15 mayo 2007

Cine político (americano)

Bobby y El buen pastor son dos películas recientes que abordan el pasado de la política estadounidense frontalmente. Un pasado que tiene mucho que ver con lo que está ocurriendo en la actualidad no sólo allí sino en todo el planeta. La primera se ocupa del asesinato de Bobby Kennedy, hermano de JFK, que era candidato a presidente. A través de pequeños pasajes entrelazados protagonizados por distintos personajes se pinta un fresco del país abarcando el último día de vida del candidato.

Bobby El buen pastor

«El buen pastor» comprende una franja de historia más amplia que va desde la segunda guerra mundial hasta la invasión de Bahía Cochinos. Nos cuenta el nacimiento de la CIA a través de la vida de uno de sus integrantes, mezclando su vida personal con los importantes tejemanejes que se traían los Estados Unidos para preservar su «seguridad».

«Bobby» finaliza con un extracto de un discurso de Robert Kennedy pronunciado tras el asesinato de Martin Luther King en el que hace un alegato contra la violencia. Resulta muy interesante ante los hechos sucedidos recientemente en Virginia ver como alguien ya advertía contra el problema de la cultura de la violencia existente en Estados Unidos.

La película de De Niro aborda un problema de más alto nivel preocupándose por la manipulación que ejerce el gobierno americano sobre la política mundial. Advierte sobre el poder que tienen una pequeña oligarquía que ni siquiera es elegida democráticamente y vive en la sombra sobre millones de personas a lo largo del mundo.

Aparte de su similitud temática, tienen en común además que han sido dirigidas por personas que son más conocidas por ser actores, uno con más conocido que el otro todo hay que decirlo. Emilio Estevez («Bobby») empieza un poco lento, amagando con aburrirte, pero poco a poco te va atrapando en este drama coral que me recuerda a La Colmena. Robert de Niro flirtea con el peligro que siempre se corre con los relatos de espías: perder al espectador con las revueltas de la trama además a esto hay que añadirle que lleva en paralelo dos líneas temporales. Admito que yo me despiste un poco cuando esas dos líneas están a punto de confluir. A pesar de ello consigue un thriller que intriga a través de las vicisitudes de la CIA.

Enviar comentario 14 mayo 2007

Artículos anteriores


Calendario

mayo 2007
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

En el congelador

Busca tu ingrediente