Impresiones sobre la India

13 febrero 2007

La primera sensación que percibe uno al llegar al aeropuerto de Bangalore viene a través del olfato y es que un fuerte olor te invade nada más bajarte del avión. Ese olor no te deja durante todo el viaje, lo encuentras en las especias en la comida, en el humo del tráfico, hasta en la moqueta del hotel. El tráfico es otra de las cosas que más llama la atención. Dentro del caos que aparenta se rige por unas normas que como occidentales no podemos entender pero que aunque parezca increíble lo mantienen en orden. Los compañeros de allí me dijeron que no suele haber muchos accidentes aunque nuestro taxi estuvo a punto de atropellar a una vaca la primera noche.

No puedo evitar repetirme con lo de la comida, ya dije en mi primer post que pica como mil demonios, como beber tabasco a morro. No suelo ser reticente a las novedades, me gusta experimentar y traté de disfrutar pero el estómago me jugó una mala pasada y los últimos días toda lo que oliese a comida local me echaba un poco para atrás. Espero que se me pase el trauma para la próxima vez. En contra de lo que mucha gente suele creer no hay problema en comer vaca, estuve en un par de sitios donde nos pusieron unos buenos solomillos de ternera (en uno de ellos los camareros iban vestidos de vaqueros, uouu!!).

No puedo mojarme demasiado a la hora de opinar sobre la sociedad de allí porque en una semana y a pesar de haber hablado con gente que lleva bastante allí, no conozco lo suficiente como para ser justo. A primera vista se hace evidente que la situación de la mujer es bastante precaria. Están sobreprotegidas por sus familias y no está bien visto que trabajen fuera de casa, una vez han sido sido madres ya es muy improbable que sigan trabajando. Muchos matrimonios siguen siendo por acuerdo entre las familias, la novia debe aportar una dote y los novios no se conocen hasta la boda.

Existe un gran contraste entre el nivel de vida que lleva la gente. Te encontrarás a no pocos críos, descalzos y con los mocos sin limpiar, pidiéndote en la calle justo antes de entrar a un garito de lujo. Verás un carro tirado por burros siendo adelantado por un Toyota Land Cruiser del copón. La carretera está asfaltada pero hay mucho polvo en la calle, las calles están sin terminar y hay casas desvencijadas pero también un buen puñado de edificios lujosos de las grandes multinacionales.

Me gustaría haber visto muchas más cosas pero cinco días y encima trabajando no dan para mucho más. Pronto tendré la oportunidad de volver y espero tener más cosas que contar.

en Viajes / Bidaiak

5 comentarios Opina tú también

  • 1. gato&  |  14 febrero 2007 a las 9:13 am

    Qué interesante!! Y en el curro?? No tienes ninguna curiosidad que contar de las relaciones laborales??
    Ya tenemos ganas de que te manden otra vez p´allá. Y no por tenerte lejos… sino para viajar contigo! 😉

  • 2. Hambru  |  14 febrero 2007 a las 9:14 am

    ¡Se han hecho esperar tus impresiones sobre el viaje! a ver si la próxima vez tienes un poco más de tiempo para perderte por allí. Y llevate unos Almax ahora que sabes que la comida no te cae bien.

    ¿sabías que a Bangalore se le llama The Silicon valley of India? Un ‘Silicon valley’ con muchos contrastes por lo que cuentas…

  • 3. Chis  |  14 febrero 2007 a las 1:31 pm

    Sobre el curro y por lo que me han comentado es algo que se extiende al resto de indios en general, la gente nunca te dice que no, le pidas lo que le pidas. Aunque sea imposible siempre te dirán: No problem!!!
    Es una gente majisima y muy servicial al menos con los extranjeros, entre ellos ya debe ser otro cantar.

  • 4. Chis  |  15 febrero 2007 a las 10:29 am

    Y se me olvidaba algo que importantisimo. El gesto de los indios para decir Sí con la cabeza no es el mismo que el nuestro. Hacen un balanceo raro con la cabeza que parece más un no que un sí. Me dí cuenta despues de 10 minutos explicandole una cosa a un compañero de curro y no paraba de decirme que no, en realidad era que sí, pero el mosqueo fue importante. Si os preguntaís como dicen que no pues me remito al comentario anterior.

  • 5. Core  |  19 febrero 2007 a las 1:39 pm

    La diferencia social tiene que ver algo con las castas me imagino… Qué horrible estar predestinado a ocupar una posición social determinada verdad?
    Lo del olor me pasó en Turkia y sobretodo en Marruecos, me imagino que las especias que utilizan son diferentes y le dan ese toque tan exótico al ambiente.

Necesitamos tu opinión

Requerido

Requerido, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback de este artículo  |  Subscribirse a los comentarios por RSS


Calendario

febrero 2007
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Platos más recientes