A contra blues, el disco, the disk

12 noviembre 2008

AcontraBlues2.JPGLos amigos de A contra Blues ya tienen disco. Joni a la voz, Tolo y Hector a las guitarras, Nuria a la bateria y Pau al contrabajo reinterpretan clasicos del rock, blues, soul… con mucho arte y verdadero buen gusto (escuchad, escuchad). En Porrusalda hemos tenido el honor de entrevistar (to entrevist) a Jonas Stailer, vocalista de A contra blues. También podeís disfrutar de la promo serie B del disco.

Porrusalda:
Antes que nada, nos gustaria daros la enhorabuena por el disco. ¿Cuál fue la principal motivación para plasmar vuestra música en un soporte tangible y audible a la vez?
Jonas Stailer: La idea era hacernos famosos, ganar pasta a espuertas y organizar unas fiestacas del copón, con presidentes del gobierno vomitando en floreros y todo eso. Ser envidiados y deseados, en definitiva. Asi es como tomamos la decisión de lanzarnos a por el disco. Poco después sufrimos una intoxicación colectiva a cuenta de unos shawarmas en mal estado y vimos aparecerse delante de nosotros a un tipo con túnica que decía ser el espiritu de las navidades futuras.
P: ¿Y esto tiene algo que ver con el disco?
JS: Digamos que fue el espaldarazo definitivo. Ese… digamos espíritu, nos dijo que en el futuro teníamos todos la cabeza hecha unos zorros y no recordábamos haber tocado juntos, entonces comprendimos que el objetivo del disco tenía que ser el dejar constancia de lo que eramos y haciamos en ese momento.
P: Vaya, qué romántico. Hablando de espectros, alguien cercano al grupo nos ha comentado que durante los primeros ensayos tratasteis de invocar el espiritu de Robert Johnson, leyenda del blues, quemando inciensos mientras leíais al reves una biografia de Ronald Reagan, ¿Qué puedes decir al respecto?
JS: Sí, sí, pero en lugar de Robert solo conseguimos que viniera Johnson el del champú. Más adelante con la incorporación de Pau al contrabajo tuvimos que dejarlo, ya que el primer día confundió las barritas de incienso con mikados de chocolate. Nadie le dijo nada por eso de la falta de confianza, ya sabes. Cuando se comió el último incienso pensamos que lo mejor sería dejarlo ahí.
P: Siguiendo con anecdotas de ensayos, ¿Es cierto que un día se os coló una zarigüeya en el local y la confundisteis con el productor de una discográfica multinacional?
JS: Sí, pero solo al principio. Vimos que no entendía el castellano y pensamos que venía de una discográfica grande, norteamericana. Luego empezó a roer cables sin pedir permiso y caímos en la cuenta. Fue un duro golpe.

P: En vuestros inicios soliaís dedicar la canción «Stray cat strut» a un gato, un tal Faemino, costumbre que ya habeís abandonado. ¿habeís tenido problemas con él? ¿la fama ha hecho mella en la relación?
JS: Nuestra prole de amantes y amantas se sentían agraviadas y comenzaron a presionarnos, amenazando con tomar represalias del tipo abstinente sexual, ya te puedes imaginar. Paralelamente, Faemino abandonó el hogar llevandose consigo cuatro pares de cordones de zapatillas y un huevo duro. En un tema del que no nos gusta demasiado hablar.
P: Cambiemos de tema entonces. En los directos, son muchas las personas que alcanzan una especie de extasis metafísico, y me viene a la cabeza el tema «Georgia on my mind». Se han dado casos en los que el efecto no desaparece y los afectados os acaban identificando con los padres que nunca tuvieron. ¿Cómo llevais esta responsabilidad siendo tan jovenes?
JS: Cada uno lo digiere a su manera. Yo, como padre de 7 hijos que están ya en la universidad (en botes de formol), lo llevo tranquilo. Tolo siempre duda si son suyos y a Nuria se le despierta un instinto maternal que le dura hasta el segundo chupito de José Cuervo. Pau y héctor sufren palpitaciones.
P: ¿Para cuando una colaboración con Chenoa?
JS: (Silencio) (mirada taleguera y más silencio) Sabéis de sobra que jamas haremos nada con ella. Es algo personal a la par que público y notorio: no me dejaba propina cuando le llevaba las pizzas hace unos años y desde entonces me cae mal. Así que por enésima vez, la respuesta es NUNCA.
P: Para terminar una fácil, ¿Cuánto tendremos que esperar para veros por Euskadi?
JS: Seguro que no demasiado. Ya les he hablado al resto de como se las gasta la peña por allí a la hora de irse de fiesta y se les han puesto los dientes largos. Ahora, eso sí, no les ha hecho ni pizca de gracia cuando les he explicado que la verdadera problematica vasca es que se folla… ya sabeis, bastante poco, y eso les ha cortado un poco el rollo. Igualmente, iremos pronto. Palabra de Stailer.

en friki,Música

1 comentario Opina tú también

  • 1. Stropharia Cubensis  |  13 noviembre 2008 a las 8:24 am

    Me gusta vuestro disco, currupipis, esa versión del Georgia On My Mind … esos guiños Haynesianos …el Alabama Jubilee de Cobb …

    Puedo hacer una sugerencia para futuras versiones ?? Con esa combinación de guitarras folkies y sureñas seguro que os quedaría un cover fabuloso del Ramblin’ de la Marshall Tucker Band.

    PD: El protagonista del video promocional que toca ?? Me lo pido para reyes …

Necesitamos tu opinión

Requerido

Requerido, hidden

Some HTML allowed:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackback de este artículo  |  Subscribirse a los comentarios por RSS


Calendario

noviembre 2008
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Platos más recientes